Así goza Barranquilla en tiempos de carnaval

5e3b17d2b4302

En tiempos en los que Shakira le muestra al mundo la gracia y esencia de Barranquilla, aumenta el interés por un carnaval que existe hace más de dos siglos, igualmente atractivo por su rótulo de Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. Este año, la singular fiesta, que surgió del mestizaje cultural de indios, negros y blancos, se realizará del 22 al 25 de febrero. ¿Qué lo hace diferente? Manifestaciones folclóricas diversas hacen impredecibles todos los actos en sus colores, formas y maneras. Cada disfraz, danza o comparsa que se ve durante estos días tiene un significado, que puede ir desde un suceso cotidiano, un caso reciente de la política nacional, o un capítulo del continente americano en tiempos de la Colonia.

En los mismos escenarios aparece la fantasía, con muestras individuales o colectivas. El brillo de los vestuarios y una sublime unión entre vértigo y sincronía es exhibida por grandes bailarines, a quienes no se les acaban los bríos con 40 grados de temperatura. El barranquillero sabe integrar al visitante, pues la ciudad surgió así, de gente que llegó de todos lados para habitar un terreno fértil con mar y río. Y el carnaval es la radiografía más auténtica.

Lo que no se debe perder

El sábado de carnaval, el 22 de febrero, es el primer día oficial del festejo. Ese día se realiza la Batalla de Flores como máximo encuentro. A mediodía comienza un desfile de 4 kilómetros y medio a lo largo de la Vía 40, del que hacen parte danzas tradicionales y de fantasía, disfraces individuales y colectivos, al igual que carrozas con figuras del espectáculo y la infaltable estructura en movimiento que lleva la Reina, la más esperada y ovacionada por el público.

El evento sabatino debe su nombre a la voluntad de paz de los barranquilleros. Fue en 1903 cuando el general Heriberto Vengoechea tuvo la iniciativa de crear un desfile en el que se arrojaran flores, en busca de olvidar la guerra de los Mil Días. En el mismo escenario, que durante el carnaval se conoce como Cumbiódromo, el domingo puede disfrutarse de la Gran Parada de Tradición. Centenares de disfraces y danzas muestran todo su repertorio con máxima cadencia, aprovechando que el desfile dominical no cuenta con carrozas.

El lunes el entusiasmo sigue al máximo. Es el día para la Gran Parada de Fantasía. Grupos de danza que brillan con vestuarios luminosos y plumajes expresan con sus coreografías de vanguardia las tendencias contemporáneas que acoge el carnaval. Todos estos desfiles pueden ser vistos desde palcos, que, para evitar inconvenientes, deben adquirirse por medio de agencias y operadores turísticos. También existe la opción de encontrar sillas en algunas zonas, cuyo alquiler no supera los 25.000 pesos. El 24 de febrero se hará la Gran Parada de Fantasía. Ese día, los grupos de danza brillarán con vestuarios luminosos y plumajes.

Mucha rumba

La diversión es máxima desde la antesala del carnaval. Quienes estén en la ciudad el jueves 20 podrán observar, en el estadio Romelio Martínez, la coronación de la Reina 2020, Isabella Chams, con el concierto del legendario salsero panameño Rubén Blades.

Y al día siguiente, el viernes 21, tendrán muchas opciones por la noche. Un espectáculo de primer nivel ofrecerá el Metro Concierto, que tendrá como escenario el estadio Romelio Martínez. Ricky Martin, Carlos Vives, UB40, Checo Acosta, Poncho Zuleta y Jessi Uribe ofrecerán sus repertorios para espectadores ávidos de variedad musical.
Esa misma noche, quienes opten por las tradiciones, contarán con la Noche de Tambó, que agrupa en la plaza de la Paz y con acceso libre a los más grandes exponentes de la música folclórica. También ofrecerá programación Baila la Calle, que se efectúa en el Par Vial de la carrera 50, con entrada gratuita. Ambos eventos son multitudinarios y se caracterizan por el impecable comportamiento de sus asistentes. Entre sábado y martes hay decenas de programaciones en hoteles, discotecas, centros recreacionales y más establecimientos, en los que se encuentran artistas para distintas preferencias.

Grupo Niche, Guayacán Orquesta, Sergio Vargas, Wilfrido Vargas, Gilberto Santa Rosa, José Alberto ‘El Canario’, Hansel & Raúl, Peter Manjarrez, entre otros, son parte de las legiones presentadas. Además de Baila la Calle, que se extiende hasta el domingo, quienes busquen sonidos folclóricos y otras experiencias autóctonas pueden disfrutar de la Carnavalada en el Parque Cultural del Caribe. Este encuentro une experiencias teatrales desde las horas de la tarde y en la noche promueve el goce con ritmos ancestrales.

El ocaso de la juerga

Despedir el carnaval es otro de los encantos que ofrecen los barranquilleros. Joselito se va con las cenizas es el nombre del desfile que marca el epílogo. Simulando un cortejo fúnebre, la Reina del Carnaval aparece en escena, sobre la calle 58, con carrera 54, por donde llega hasta el Barrio Abajo. Así se despide al personaje simbólico, que muere por el desenfreno con el que disfrutó a lo largo de cuatro días de juerga. No son menos maravillosas las fiestas que cualquier lugareño sabe hacer en casa. Para innumerables visitantes se convierten en la mejor experiencia, al convivir con disfraces que llegan de repente, comida típica y baile que parece de nunca acabar. Definitivo: ¡quien lo vive es quien lo goza!

Tomada del Tiempo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>