Fauna silvestre: la otra víctima de la pandemia

26ATYGJSTJFRTGDZAJEPF3XLNI

En el 2020 no sólo los humanos nos vimos afectados por la pandemia. También sufrieron graves consecuencias miles de animales silvestres que fueron capturados de sus ecosistemas naturales para ser traficados de manera ilegal. En Colombia, que es un país muy rico en biodiversidad, durante el primer año de pandemia se vio un incremento del 42 % de recepción de fauna silvestre en centros de las Corporaciones Autónomas Regionales.

La especie que más sufre son los reptiles. Estos animales representan el 47% de los decomisos, encabezando la lista las tortugas hicoteas, apetecidas por su carne, evidenciando que el tráfico ilegal de éstas sigue latente. Los segundos en la lista son las aves, con un 33%, especialmente individuos de pericos y loras; luego mamíferos como perezosos y zarigüeyas, con el 18%, y en menor proporción, un 2% de peces, crustáceos y anfibios. / Natalia Pedraza

Los 33.035 animales recibidos durante el 2020 llegaron a los centros de atención de tres diferentes maneras. Las entregas voluntarias y los decomisos fueron las más comunes.

Tomada del Espectador.com