‘Leonor’, homenaje a una mujer pionera y rebelde

5cf1dcd52473c

“Esta cocina… no se imaginan”, “mi mamá cocinaba muy rico”, “aquí era el comedor”. Estas y muchas más fueron las frases de Leonor González Mina cuando volvió a su casa de Robles, Valle, donde nació. Con nostalgia, la Negra Grande de Colombia les hizo el recorrido al director, los técnicos, los camarógrafos y los actores de Leonor, la serie que cuenta su vida hasta los 18 años, edad en la que fue a recorrer varios países con Delia Zapata Olivella y regresó convertida en una gran artista

La casa fue uno de los escenarios de la producción de Telepacífico y 64-A Films con el apoyo de la ANTV, que se estrena mañana por el canal regional y tiene seis capítulos.
La Negra, además, es actriz de la serie, donde representa a su abuela. Y fue amiga y consejera de los actores. De Leslie Balanta, por ejemplo, quien es Leonor joven, una caleña de 19 años que estudia actuación en la academia Naar Landaeta de la capital del Valle.

“Le aprendí que cuando uno quiere algo, lucha por ello; que hay que ser como ella: persistente, pues por muchos bloqueos que le puso la sociedad siempre ha estado con la cabeza en alto”, cuenta la joven.
Balanta fue a la audición porque la enviaron de su academia, y dice con sinceridad que tenía muy poco conocimiento sobre la cantante, actriz, activista y bailarina. “Solo me sabía la canción La mina y ni siquiera estaba segura si ella la cantaba”, agrega.

La casa fue uno de los escenarios de la producción de Telepacífico y 64-A Films con el apoyo de la ANTV, que se estrena mañana por el canal regional y tiene seis capítulos Lo que sí hizo –y cree que la ayudó a ganarse el personaje– fue que cuando llegó a la audición (a la que asistieron muchas jóvenes con sus mismas ganas de ser la Negra Grande), “no me puse a mirar el celular, me dirigí a un rincón donde había una pequeña biblioteca con libros sobre la historia de los afrodescendientes y leí algunos apartes”, dice.

Óscar Ruiz Navia, el director, dice que le gustó mucho su rostro: “Se parecía a lo que vi en las fotos de esa época de Leonor: el mismo fenotipo, el rostro redondo. Y de una me pillé que tenía una gran capacidad para aprender”, comenta. Es la primera vez que Ruiz Navia dirige para televisión. Su hoja de vida incluye películas como El vuelco del cangrejo, Los hongos y Epifanía. “De todos modos, Leonor se hizo mucho a la manera de cine: con una cámara y con cierta tranquilidad, porque tener tiempo permite que las cosas se hagan de manera más profunda”, dice. Y la factura es uno de los más importantes activos de Leonor: se siente desde el sabor de la música del litoral pacífico hasta la imagen de los años 50 en Cali y el Valle, tal como Ruiz quería.

El director agrega que trabajó muy a su gusto, porque hubo una gran complicidad con los productores y todo el equipo. “Ayudó mucho que pudimos ensayar y construir las relaciones: las de la hija con el papá y la mamá, Leonor niña y joven con su abuela…
Incluso, hicimos una gran cena de familia para establecer los roles y para que en cada uno de los actores trabajara la memoria y trajera sus propios recuerdos y vivencias familiares”. “Fue un hallazgo especial. Es de Robles, también, y tiene una hermosa voz, afinada. Es muy inteligente y cuando se me olvidaban las cosas, me las recordaba. Nina Caicedo, que representa a la mamá de Leonor, dice que su primera gran responsabilidad fue entender ese rol, “porque yo no tengo hijos y aquí me enfrento a una Leonor (tanto la niña como la adolescente) llena de energía y ganas de vivir y aprender”, comenta.

“Además, me preocupaba que era un homenaje a alguien vivo, pero estar con Leonor allí fue maravilloso y ella fue muy generosa con sus aportes”, dice. Ruiz Navia destaca, además, el trabajo de Shara Balanta (Leonor niña). “Fue un hallazgo especial. Es de Robles, también, y tiene una hermosa voz, afinada. Es muy inteligente y cuando se me olvidaban las cosas, me las recordaba… Terminó dirigiéndome”, cuenta.

Para Ruiz y el resto de actores (además, John Álex Castillo y Marlon Moreno, entre otros), esta serie es “una forma de homenajear a una mujer que fue pionera y rebelde, que ha sentido el rechazo por su color y condición, y por ser del campo, pero que ha hecho un gran aporte a la cultura del litoral pacífico, poniéndolo a sonar internacionalmente”.

Tomada del Tiempo.com