Limitar el consumo de carnes, grasas y alcohol podría reducir el riesgo de cáncer en un 40%

bacon

El Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF, por sus siglas en inglés) presentó un plan de 10 puntos para reducir el riesgo de contraer cáncer hasta en un 40% basado en  investigaciones que involucran a más de 51 millones de personas.Cada década, el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF) actualiza su guía para reducir el riesgo de desarrollar cáncer. De acuerdo con esa institución, si una persona reduce o limita el consumo de carnes procesadas (en especial los embutidos) y  el consumo de alcohol, el riesgo de desarrollar cáncer se reduce en un 40%.

De acuerdo con Business Insider, el estudio se compiló utilizando investigaciones que involucraron a más de 51 millones de personas. En la lista de consejos, la prevención de la obesidad es uno de los más importantes. De hecho, según la nueva guía del WCRF, la obesidad podría superar el tabaquismo como el “factor de riesgo número uno para el cáncer” en las últimas décadas. Ahora hay pruebas sólidas de que el peso excesivo es la causa de al menos 12 cánceres, cinco más que cuando se publicaron las últimas recomendaciones de WCRF en 2007, dijeron los autores. Por primera vez, se han incluido recomendaciones separadas para limitar el consumo de refrescos (instando a las personas a “beber principalmente agua y bebidas sin azúcar”) y alimentos procesados.

El cáncer, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes son la principal causa de muerte a nivel mundial, representando el 70% de todas las muertes y el 56% de las muertes prematuras (antes de los 70 años, que es la media mundial de esperanza de vida). Se prevé que las muertes totales y prematuras por estas enfermedades aumenten a 52 millones y 19,5 millones, respectivamente, en 2030 (frente a 40 millones y 17 millones en 2015).

Los hallazgos también incluyen una fuerte evidencia de que la lactancia materna protege contra el cáncer de mama en la madre y promueve el crecimiento saludable del bebé. Las 10 recomendaciones incluídas en el informe del WCRF son:

-Mantenga su peso dentro del rango saludable y evite subir de peso en la vida adulta

-Manténgase físicamente activo como parte de la vida cotidiana: camine más y siéntese menos

-Coma una dieta rica en cereales integrales, verduras, frutas y frijoles. Haga que los cereales integrales, las verduras, las frutas y las legumbres (leguminosas) como los frijoles y las lentejas sean una importante parte de su dieta diaria habitual

-Limite el consumo de ‘comidas rápidas’ y otros alimentos procesados ​​altos en grasa, almidones o azúcares.

-Limitar el consumo de carnes rojas y procesadas.

-Limitar el consumo de bebidas azucaradas.

-Para prevenir el cáncer, es mejor no beber alcohol.

-No usar suplementos para la prevención del cáncer. Trate de satisfacer las necesidades nutricionales a través de la dieta solo

-Para las madres: amamante a su bebé, si puede. La lactancia materna es buena tanto para la madre como para el bebé

-Después de un diagnóstico de cáncer: siga nuestras recomendaciones, si puede, consulte con su profesional de la salud sobre qué es lo correcto para usted. Entre las recomendaciones que hacen a los tomadores de decisiones, el WCRF propone que además de ofrecer opciones más saludables para la población, se restrinja la promoción y publicidad de bebidas azucaradas, carnes y consumo de grasas, y que se regulen las etiquetas de la comida.

Tomada del Espectador.com